Diempi

Empresa de Venta Online

Jalea de Luz – champú 250 grs – a base de própolis e ingredientes naturales

El CHAMPÚ NATURAL DE PRÓPOLIS de Jalea de Luz es un artículo de HIGIENE CORPORAL con PROPÓLEO, con todas sus propiedades. pH neutro regenerador, hidratante y suavizante.
Apto para todo tipo de cabellos y de aplicación diaria.
Sin colorantes ni parabenos.
Para uso familiar.
El PROPÓLEO: siempre de moda por sus aplicaciones (respiratorias, garganta y piel) y numerosas propiedades terpéuticas: anti-/oxidante/bacteriano/vírico/inflamatorio, analgésico, remineralizante…
Especialistas con 20 años ofreciendo miel PURA, elaboran este producto con PROPÓLEO 100% NATURAL, directamente extraído de colmenas, NACIONAL, SIN MEZCLAS, y tratado DE INMEDIATO para esta solución.
Empresa española, solidariza con proyectos sociales: Fundación CEDES (discapacidad intelectual y del desarrollo), Fundación los pueyos (discapacidad psíquica, física o sensorial), SEOBirdlife…
Composición: contiene própolis, aceites de jojoba, almendras y oliva arbequina, extracto de Inula y aceite sencial de lavanda.
Formato: 500 gr
BIO (A.C.E.N.E.) – Ingredientes ecológicos certificados BIO: El sello garantiza ingredientes de origen natural, un porcentaje mínimo de un 21% de sus ingredientes de origen ecológico, y no contienen ningún ingrediente de PRODUCTOS NO AUTORIZADOS.

CHAMPÚ NATURAL BIO DE PRÓPOLIS ¿DE DÓNDE PROCEDE?
El champú bio de própolis procede de la mixtura en perfecta simbiosis vital de varios ingredientes 100 % naturales, entre los cuales destaca sobremanera el própolis, extraordinario tesoro de la naturaleza compuesto por una amalgama resinosa de tiznes oscuros que extraen las abejas de yemas arbóreas y exudados de savia naturales, para posteriormente procesarla y utilizarla en las colmenas, sola o mezclada con cera natural, como sellante general. Cabe destacar el uso que las abejas le dan con el fin de reforzar la estabilidad estructural de la colmena, reducir vibraciones y defenderla frente a patógenos u otros externos agresores. Si un enemigo invade la colmena, las abejas lo sacrifican y embalsaman acto seguido con propóleo para favorecer su conservación.
Componentes no menos importantes son también los aceites vírgenes de oliva, jojoba y de almendras, aceites esenciales aromáticos de lavanda y otros.

CHAMPÚ NATURAL BIO DE PRÓPOLIS, ETIMOLOGÍA E HISTORIA:
El vocablo “champú” proviene del indostaní “champo” (imperativo de “champna” que quiere decir “masajea, aprieta, amasa”, por lo tanto asociado a la forma de aplicación más que al propio producto…” ) siendo importado del inglés “shampoo” (referente a masajes musculares) antes de ceñirse al significado actual de “loción para el cabello”.
En India se recolectaban hierbas varias (neem, shikakai,, henna, bael, brahmi, fenogreco, aloe, suero de mantequilla, amla y almendra) y aromatizantes (madera de sándalo, jasmín, turmeric, rosa, almizcle, …) para producir el producto de aplicación capilar.
Más tarde, en el siglo XVIII se introdujo en Gran Bretaña, a la vez que el vocablo, el servicio de aplicar estos productos creando a tal fin Sr. Sake Dean Mahomed unos baños de «shampoo» en Brighton donde los clientes recibían un tratamiento indio de champi (masaje terapéutico); tal fue su fama que recibió el alto honor de ser nombrado «Cirujano de champú» para la monarquía inglesa de la época.
Al principio se producía el champú hirviendo jabón en agua y adicionando hierbas aromáticas para incrementar el brillo y aroma del cabello.
Mr. Kasey Hebert fue el primer fabricante de champú, pero el champú actual fue introducido hacia 1930.

El término “propóleo”, procede del griego “propoleos”, (“propolis / pro”= hacia adelante; “polis”= ciudad) y refiere a uno de sus fines como defensa natural de la colmena ante cualquier posible ataque. También hay citas que recuerdan su origen latino (“pro” = que está a favor de o que es de provecho y “polis” = ciudad).
Ya en la Edad de Bronce, se usaba esta sustancia resinosa en casos de perforaciones de cráneos.
En la Biblia se hace alusión a él con el nombre de “tzorí”, utilizándose frecuentemente en aplicaciones tópicas, siendo muy valorado en el comercio de próximo oriente a causa de sus cualidades naturales.
En el antiguo Egipto los sacerdotes lo usaban para embalsamar cadáveres.
Los griegos lo empleaban también por sus excelentes atribuciones (existen numerosas citas recurrentes de Aristóteles e Hipócrates al respecto), con él por ejemplo se produccián perfumes muy apreciados. En “Historia Natural”, Plinio mencionó su utilidad en la antigüedad.
La mitología romana narra que Júpiter convirtió a la bella Melisa en una abeja para producir una milagrosa sustancia natural, nuestro amigo el própolis.
Los incas pronto descubrieron sus atributos naturales, apareciendo también en ancestrales recetas de la antigua China su uso tradicional por las excelsas condiciones que poseía.
El médico y filósofo persa Avicena (siglo XI), utilizaba este producto habitualmente por sus características naturales en episodios bélicos.
Ambroise Paré (siglo XVI), a lo largo de su trayectoria profesional, también fue precursor directo de su utilización.
En la Europa del s. XVI y posteriores (rusos y polacos principalmente), también recurrieron a su utilización reiterada, así como durante la Segunda Guerra Mundial.
Artesanos italianos (siglos XVII y XVIII) trataban la madera de algunos instrumentos musicales con aceites de propóleos puros extraídos directamente de las colmenas (Stradivarius fue un claro ejemplo de ello).
Cafres sudafricanos fabricaban inciensos naturales con propólis natural y durante la guerra anglo-boer (1899-1902) y la Revolución Rusa (1917), se usaron vendas impregnadas con esta maravilllosa sustancia y vaselina (“propóleo vasógeno”).
Ya en nuestra historia más reciente, se ha estado recuperando el uso de propoleos, jalea real, polen y otras sustancias derivadas de la colmena debido a sus múltiples cualidades consustanciales, como complemento alimentario con gran potencial natural.

CARACTERÍSTICAS DEL CHAMPÚ NATURAL BIO DE PRÓPOLIS:

El champú natural BIO de própolis es una mixtura fluida de pH neutro compuesta por ingredientes 100% naturales tales como tintura de própolis pura, aceites vírgenes de oliva, jojoba y almendra, aceite esencial aromatizante de lavanda, extracto de Inula, etc…
Su misión es aportar directamente sobre el cabello los ingredientes activos de las plantas hidratándolo, suavizándolo y regenerándolo al mismo tiempo.
Su aroma es el propio natural resultante de la mezcla de aceites esenciales puros y del resto de ingredientes, no poseyendo ni colorantes ni parabenos, siendo apto para todo tipo de cabellos.

El própolis se compone aproximadamente de: vitaminas ( B1, B2, C,..), microelementos, flavonoides, sustancias proteicas, ácidos grasos no saturados y ésteres de ácidos aromáticos, poseyendo más de 160 componentes naturales.. En líneas generales está formado por.: 50-55% resinas y bálsamos, 30-40% ceras, 5-10% aceites esenciales o volátiles, 5% polen y 5% materiales varios (orgánicos y minerales).
Posee consistencia resinosa y granulosa con tendencia al apelmazamiento, color ocre pardo oscuro variable e irregular, con seco aroma dulzón característico muy concentrado y sabor amaderado ligeramente agrio.
Los aceites esenciales son mezclas de varias sustancias biosintetizadas por las plantas, que proporcionan el aroma típico a algunas flores, árboles, frutos, hierbas, especias y semillas; los usan para protegerse de enfermedades, ahuyentar patógenos, cicatrizar lesiones o atraer insectos polinizadores.

EXCELENCIAS DEL CHAMPÚ NATURAL BIO DE PRÓPOLIS:
Al igual que el resto de nuestra gama de productos, este elixir vital natural posee una base fundamental de própolis natural, sustancia resinosa recolectada por las abejas de especies que exudan sustancias resinosas en parajes naturales boscosos, cumpliendo todos los requisitos saludables para ser un producto natural excelso.

CONSEJOS DE USO DEL CHAMPÚ NATURAL BIO DE PRÓPOLIS:
El champú natural BIO de pópolis debe ser aplicado tópicamente sobre el cabello, mediante un suave masaje de ritmo cadencioso, para de este modo favorecer la acción prolongada de sus ingredientes.
Apto para aplicación diaria y uso familiar.

CONSEJOS DE CONSERVACIÓN DEL CHAMPÚ NATURAL BIO DE PRÓPOLIS:
Mantener en lugar seco, oscuro y fresco para mantener intactas todas sus cualidades de un modo natural.
Una vez abierto consumir antes de tres meses.

INGREDIENTES DEL CHAMPÚ NATURAL BIO DE PRÓPOLIS:
COMPOSICIÓN: decyl glucóside (detergente suave procedente del maíz), aceite esencial de lavanda, goma xantana (espesante alimentario), tintura de própolis* (0,35%), aceites de jojoba, almendras y oliva arbequina*, extracto de inula crithmoides (planta suavizante, protectora del color y filtro solar natural)* macerado en Caprylic/Capric Triglycerides* (fracción del aceite de coco), ácido cítrico y sorbato potásico (regulador del pH y conservante alimentarios). 100% ingredientes naturales, *1% certificados ecológicos.
INGREDIENTS: Aqua, Decyl Glucoside, Lavandula Angustifolia Oil, Xantham Gum, Prunus Amigdalus Dulcis Oil, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Caprylic/Capric Triglycerides, Inula Crithmoide Flower/Leaf Extract, Alcohol, Olea Europaea Oil Unsaponifiables, Potassium Sorbate, Propolis Cera, Citric Acid, *Linalool, *Limonene, *Geraniol (*presentes de forma natural en el aceite esencial de lavanda).

VARIOS:
Contenido neto: 250 grs
Fabricado en España.

Decyl glucóside (detergente suave de origen vegeta